Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema MATEMÁTICAS Y POESÍA-III-(2015-->).

Soneto a los poliedros, de Luca Pacioli.

El volumen impreso de La Divina proporción comienza por un poema del autor Luca Pacioli, trasladado al italiano del posible autor Daniele Gaetani Cremonensis

 

Traemos dos traducciones del profesor canario Hermenegildo Delgado Reyes, una de ellas literal y la otra más libre, métrica, para adaptarla al español.

 

 

Resultado de imagen de luca pacioli

Así quedaría el soneto traducido al español:

        

(Fuente:xtec.cat poliedros) AMJ

"Solo Euclides ha contemplado la belleza desnuda", poema de Edna St. Vincent Millay.

Resultado de imagen de Edna St. Vincent Millay

Edna St. Vincent Millay (1892- 1950) fue una escritora y feminista estadounidense y la primera ganadora del Pulitzer de Poesía; conocida por su estilo de vida bohemio y sus numerosas relaciones amorosas. Murió cuando cayó por las escaleras de su casa. 

Les traemos uno de sus mejores poemas “Euclid alone has looked on Beauty bare” escrito en 1922 y es un homenaje  a la geometría de Euclides. La traducción es de Elena Soto del extraordinario  blog Establo Pegaso:

 Euclid alone has looked on Beauty bare.
Let all who prate of Beauty hold their peace,
And lay them prone upon the earth and cease
To ponder on themselves, the while they stare
At nothing, intricately drawn nowhere
In shapes of shifting lineage; let geese
Gabble and hiss, but heroes seek release
From dusty bondage into luminous air.
O blinding hour, O holy, terrible day,
When first the shaft into his vision shone
Of light anatomized! Euclid alone
Has looked on Beauty bare. Fortunate they
Who, though once only and then but far away,     
Have heard her massive sandal set on stone.                     
Solo Euclides ha contemplado la belleza desnuda.
Que todos los que presumen de belleza callen,
y se inclinen sobre la tierra
para reflexionar sobre sí mismos, al tiempo que miran
la nada, intrincadamente, dibujada en ninguna parte
en formas de linaje cambiando; dejad que los gansos
graznen y silben, porque los héroes buscan la liberación
de la polvorienta esclavitud en el aire luminoso.
Oh cegadora hora, Oh sagrado y temido día,
cuando por primera vez el rayo iluminó su visión
diseccionando la luz de las formas! Solo Euclides
ha contemplado la belleza desnuda. Afortunados los que,
solo de vez en cuando, aunque más tarde se hayan alejado,
escucharon su enorme sandalia golpear contra la piedra.                         
Resultado de imagen de Edna St. Vincent Millay

Sin duda, extraordinario. Una colección de poemas aquí(en inglés). AMJ

Matemáticas y poesía de Gonzalo Sánchez Vázquez.

Esos números que crecen y crecen sin descanso,
0.9, 0.99, 0.999, 0.9999, 0.99999,....
Acercándose cada vez más a la unidad divina,
acariciándola sin llegar a tocarla todavía:
esta sucesión numérica es también poesía.
Es como una rima inacabable y sostenida,
como una esperanza siempre insatisfecha,
como un deseo que nunca se detiene,
como un cercano horizonte inalcanzable...
Triángulos, círculos, polígonos,
elipses, hipérbolas, parábolas,
suenan en nuestros oídos desde Euclides
como formas geométricas abstractas,
figuras ideales que viven con nosotros,
porque también en el amor hay triángulos
y en el cielo se dibuja sin compás el arco iris.
Vais paralelos siempre lenguaje y geometría,
pues en el habla se esconde las elipses,
en los libros sagrados se habla de parábolas
y en los poemas épicos se disparan las hipérbolas.
Números y formas, imágenes y ritmos
orden y luz en versos y en teoremas,
con un toque supremo de armonía,
estáis juntas en la memoria de los tiempos,
juntas estáis matemática y poesía.

De Gonzalo Sánchez Vázquez(1917,1996), profesor, matemático, fundador de la Sociedad Andaluza de Profesores de Matemáticas, Thales. AMJ

Rafael Alberti y su poema "Elegía al cometa Halley".

El cometa Halley debe  su nombre al  inglés Edmund Halley, que lo observó en 1682. El  cometa había sido observado, cada 76 años y 363 días, desde el año 240 a.C. Halley observó la órbita y publicó los resultados en su Astronomia Cometicae Synopsis, aparecida en 1705.

Lspn comet halley.jpg

El poeta Rafael Alberti vio dos veces al cometa Halley. En 1910, cuando tenía 8 años y en 1986, el 16 de marzo, desde la playa de Las Teresitas (Santa Cruz de Tenerife), en la reaparición en el cielo del cometa Halley -que pudo ser observado a simple vista durante unos 15 minutos-.fue acompañado por unas 40.000 personas. En el libro “La arboleda perdida” escribía sobre él: “Entreví un toro azul —el de los mitos clásicos— por el arco perfecto de la bahía gaditana, a cuyas blancas márgenes, una noche remota de mi niñez, saliera yo a peinar la caída luminosa del cometa Halley. Vi, soñé o inventé muchas pequeñas cosas más, sacadas todas de aquel pozo nostálgico, cada día más hondo, según me iba alejando de mi vida primera, tierra adentro. Y conseguí un conjunto de poemas de una gran variedad de «colores, perfumes, músicas y esencias», sin recurrir al «acarreo fácil» de lo popular….”.

Es en el libro Marinero en tierra donde incluye un poema titulado “Elegía del cometa Halley”:

   

Ya era yo lo que no era,
Cuando apareció el cometa.

Del mar de Cádiz, Sofía,
saltaba su cabellera.
¡Ay, quién se la peinaría!

Como un escarpidor fino
salí a la ribera mía.
¡Suéltale la cauda, madre,
que se la peine Sofía!

Ya era yo lo que no era.

                       

Mágico, como siempre, el poeta gaditano que murió en 1999 -y escribió que volvería a ver al cometa en 2062-, pero que nos dejó su poesía. AMJ


Fernando Villalón, poeta, conde y ganadero. Retazos de ciencia en su poesía.

 Fernando Villalón,Poetas andaluces

Fernando Villalón fue un poeta y ganadero español, nacido en Sevilla (1881,1930),  se dedicó casi toda su vida a la agricultura y la ganadería en Morón (Sevilla). Fue amigo de algunos miembros de la Generación del 27, especialmente Rafael Alberti y fundó  y dirigió entre 1927 y 1929 la revista Papel de Aleluyas. Su poesía anticipa el surrealismo. Les traemos algunos poemas de corte matemático. Comenzamos por  Dos rectas nuestras vidas:

Dos rectas nuestras vidas 
matemáticamente. 

Tú y yo en el zenit 
de lo bello y lo justo, 
con blancura de nieve, 
azul puro de nieve. 

Dos rectas nuestras vidas: 
azul de puro aire, 
blanco puro de nieve 
matemáticamente. 

Y el amor ¿en la nieve? 
Y el amor ¿en el aire? 

Curva tu recta exacta 
y hacia el amor decae 
¡Amor! ¡Curva parábola! 
en la nieve y el aire.       

 Por último un poema inédito( en cartas a su amigo Juan Guerrero Ruiz)

Más allá de la forma:

                 I            

         Longitud

Metro sideral que moras

Sobre el pi erre dos antiguo…

Risa en la cresta del Sol

Que intranquiliza mi espíritu.

Si vives donde yo vivo,

Es tu vivir sólo un mísero

Esperpento de fantasmas

Sobre el ombligo magnífico

De un cerebro, organizado

Sobre la recta y el círculo…

Inri de las ecuaciones

¡Alcalde de Dioses!

Místico fraile que oras

Sobre mis hombros magníficos…  

Durante mucho tiempo ha sido un escritor ignorado, aunque vinculado siempre a la vanguardia española.  Quizás sus años más bohemios, convertido en un señorito andaluz,  “siempre de marcha” y oveja negra de su familia hicieron que  fuese calificado más el personaje que su obra y, de ahí, su alejamiento de los círculos poéticos del 27 y, a la postre, su olvido y desconocimiento. AMJ

Calixto Sánchez canta por tientos el poema de Fernando Villalón, Diligencia de Carmona:

"Diligencia de Carmona,
la que por la vega pasas
caminito de Sevilla
con siete mulas castañas,
cruza pronto los palmares,
no hagas alto en las posadas
mira que tus huellas huellan
siete ladrones de fama.

Diligencia de Carmona,
la de las mulas castañas.

Remolino en el camino,
siete bandoleros bajan,
por los alcores del Viso
con sus hembras a las ancas.

Catites, rojos pañuelos,
patillas de boca de hacha.


Ellas, navaja en la liga;
ellos, la faca en la faja;
ellas, la Arabia en los ojos;
ellos, el alma en la espalda.


Por los alcores del Viso
siete bandoleros bajan.
Siete caballos caretos,
siete retacos de plata
siete, cupas de caireles,
siete mantas jerezanas.

Siete pensamientos puestos
en siete locuras blancas.

Tragabuches, Juan Repiso,
Satanás y Malafacha,
Jose Candio y el Cencerro
y el capitán Luís de Vargas,
de aquellos mas naturales
de la vega de Granada.

Siete caballos caretos
los Siete Niños llevaban.

Echa vino, montañés,
que lo paga Luís de Vargas,
el que a los pobres socorre
y a los ricos avasalla.

Ve y dile a los milicianos
que la posta está robada
y vamos con nuestras novias
hacia Ecija la llana.

Echa vino montañés,
que lo paga Luís de Vargas."             

Federico García Lorca, Suites y la Ciencia

Federico García Lorca   fue un dramaturgo, prosista  y poeta español –el de mayor influencia del siglo XX- de la Generación del 27. De obra inmensa, tuvo también su acercamiento a la Ciencia. Hoy les traemos algunos poemas de Suites –pueden leerlo aquí, en pdf  - con clara intención  acercarse al mundo científico.  Suites es un libro que colecciona poemas sobre el mismo tema; cada poema es una especie de variación para ir profundizando en el tema que se esté tratando. Cuando murió asesinado en 1936, este libro no lo había terminado aún, a pesar que lo había comenzado en 1920. Fue publicado más adelante.

                

A pesar de su dificultad de comprensión, la teoría de la relatividad logró en España trascender los círculos científicos y filtrarse en la vida literaria.

 Albert Einstein visitó la Residencia de Estudiantes en 1923, y en ese tiempo estaba por allí nuestro poeta como alumno, por lo que pudieron conocerse, y aunque ya en el verano de  1921 escribió el poema “La selva de los relojes”, donde se encuentran  retazos de la teoría einsteniana  :

Entré en la selva

de los relojes.

 Frondas de tic-tac,

 racimos de campanas

y bajo la hora múltiple,

constelaciones de péndulos.

 Los lirios negros

 de las horas muertas,         

 los lirios negros

 de las horas niñas.

 ¡Todo igual!

¿Y el oro del amor?

Hay una hora tan sólo.

¡Una hora tan sólo!

¡La hora fría!

Esto corrobora el interés del poeta por la teoría de la relatividad y el tiempo. También se puede ver  en el poema  Meditación Primera y última :

El Tiempo

 tiene color de noche.

De una noche quieta.

Sobre lunas enormes,

la Eternidad

está fija en las doce.         

Y el Tiempo se ha dormido

 para siempre en su torre.

Nos engañan

todos los relojes.

 El Tiempo tiene ya

horizontes.

En el poema  Cúco, Cuco, cucó , (También en Suites) en una estrofa, incluye la premonitoria Letra de la Leyenda del tiempo:

  …/… El cuco va sobre el Tiempo

flotando como un velero

y múltiple como un eco. …/…

La leyenda del tiempo que inmortalizó el gran Camarón de la Isla. (Federico García Lorca, en la obra Así que pasen cinco años [1933]. Acto tercero, cuadro 1º)

   

El sueño va sobre el tiempo

flotando como un velero.

Nadie puede abrir semillas 

en el corazón del sueño.

                  

Les traemos más poemas de clara temática científica: el tiempo, Newton,...

         

NEWTON

En la nariz de Newton

 cae la gran manzana,

bólido de verdades.

 La última que colgaba

 del árbol de la Ciencia.

El gran Newton se rasca

 sus narices sajonas.

Había una luna blanca

 sobre el encaje bárbaro

 de las hayas.

              
EL ÚLTIMO PASEO DEL FILÓSOFO

 Newton

 paseaba.

 La muerte lo iba siguiendo

 rasgueando su guitarra.

 Newton

 paseaba.

 Los gusanos roían

 su manzana.

 Sonaba el viento en los árboles

 y el río bajo las ramas.

 Wordsworth hubiera llorado.

 El filósofo tomaba

 posturas inverosímiles

 esperando otra manzana.

 Corría por el camino

 y tendíase junto al agua

 para hundir su rostro en

 la gran luna reflejada.

Newton

 lloraba.

 En un alto cedro dos

 viejos búhos platicaban

 y en la noche lentamente

 el sabio volvía a su casa

 soñando inmensas pirámides

 de manzanas.     

RÉPLICA

 Adán comió la manzana

 de la virgen Eva.

 Newton fue un segundo Adán

 de la Ciencia.

 El primero conoció

 la belleza.

 El segundo un Pegaso

 cargado de cadenas.

 Y no fueron culpables.

 Las dos manzanas eran

 sonrosadas

y nuevas

 pero de amarga

 leyenda.

 ¡Los dos senos cortados

 de la niña inocencia!           

PREGUNTA

 ¿Por qué fue la manzana

 y no

 la naranja

 o la poliédrica

 granada?

 ¿Por qué fue reveladora

esta fruta casta,

 esta poma suave

 y plácida?

 ¿Qué símbolo admirable

 duerme en sus entrañas?

Adán, Paris y Newton

 la llevan en el alma

 y la acarician sin

 adivinarla.             

ESPIRAL

Mi tiempo

avanza en espiral.

 La espiral limita mi paisaje,

 deja en tinieblas lo pasado

 y me hace caminar

lleno de incertidumbre.

¡Oh línea recta! Pura

 lanza sin caballero.

 ¡Cómo sueña tu luz

mi senda salomónica!

 

 

MUNDO

 Ángulo eterno,

 la tierra y el cielo.

 Con bisectriz de viento.

 Ángulo inmenso,

el camino derecho.

 Con bisectriz de deseo.

 Las paralelas se encuentran

 en el beso.

 ¡Oh corazón

 sin eco!

 En ti empieza y acaba

el universo.

       

ECO DEL RELOJ

 Me senté

 en un claro del tiempo.

 Era un remanso de silencio,

de un blanco

 silencio.

 Anillo formidable

 donde los luceros

 chocaban con los doce flotantes

 números negros.

         
 ABANICO

 El zodíaco

de la suerte

 se abre en el abanico

rojo, amarillo y verde.

 En la selva de los números

 la niña se pierde

 con los ojos cerrados.

 ¿El cuatro? ¿El cinco? ¿El siete?

 Cada número guarda

 pájaro o serpiente.

 «Sí», dice el cuatro.

 «No», dice el veinte.

 El dedo de la niña

 sobre el cielo de la suerte

 pone la estrella

 de más rico presente.            

Federico García Lorca, otro intelectual español víctima de la barbarie ¡Cuanto nos hubiera legado! AMJ

No me resisto a colocar este vídeo de La Argentinita cantando unas Sevillanas del siglo XVIII, rescatadas por Federico G. Lorca y acompañadas por él mismo al piano -¡¡polifacético que era él!!-:


Soneto de Fernando Ortiz y el infinito número de necios.

Hay que ver la de cosas que yo he visto
en el tiempo de vida que he vivido.
Y es seguro que las que me he perdido
son más, y a mi experiencia quitan pisto.

Si eres experto, no te des de listo.
Y si alguien te afirma -¿desmedido?-,
el volar de un borrico, atento al ruido.
Hay uno en tu ventana. Un imprevisto.

San Jerónimo afirma en La Vulgata
(en el Eclesiastés lo dice claro):
“Es infinito el número de necios”

Cuida, tú, pues, de no meter la pata..
A un sabio y santo no pongas reparo.
Se ha ganado el leerlo sin desprecios.
Soneto Eclesiastés,I,15, del extraordinario poeta sevillano Fernando Ortiz, recientemente fallecido, y que recogíamos aquí en Matemolivares. El tiempo fue una constante en su poesía, aquí  volvemos a traer  otro poema con el tiempo como eje central, aunque también advertimos que sabía contar: ¡¡el número de necios es infinito!! AMJ

En el 113º aniversario del nacimiento de Rafael Alberti, poema matemático.

Recordando a Rafael Alberti en el 113º aniversario de su nacimiento en El Puerto de Santa María(Cádiz) lo traemos con un poema especial: No sé si el faro incendia aún las horas, y que dice así:

No sé si el faro incendia aún las horas
del triste odiar la Trigonometría,
si en tus zapatos duerme todavía la arena de las playas salvadoras.
Si en las algas y espumas rodadoras
trina el Latín con la Fisiología,
si el alto lavadero en que te urgía
el placer solitario, rememoras.
No sé si vas despierto o vas dormido,
en pecado mortal sobrecogido,
a comulgar sin fe cada mañana.
No sé, no sé...
Mas sé que tu locura
fue hacer del mar tu sola asignatura,
alumno al sol que de la mar se ufana.
Quién me iba a decir a mí,
pintorcillo por las playas y castillos ruinosos
de El Puerto de Santa María,
practicante de excesivas rabonas
-alumno al sol que de la mar se ufana-

Con este poema empezaba su discurso en la Universidad de Cádiz como doctor honoris causaGracias a todo lo que existe por la sal y la gracia de esta bahía, ojalá siempre en paz y maravillosa".