Facebook Twitter Google +1     Admin

Alexander Grothendieck o la inmensidad de un genio.

GIF - 60.6 ko

(1988)

GIF - 275,8 co

(1951)

 Se trata para algunos de la mente matemática más privilegiada del siglo XX –como dice Le Monde  en su obituario – y también el más carismático entre sus colegas. Las muestras de insobornabilidad  y su compromiso a lo largo de toda su vida le hicieron más deslumbrante aún. Su azarosa vida familiar determinó, quizás, su compromiso con sus ideas, su descontento con el mundo oficial de la ciencia, y el abandono en los últimos años de su vida de toda actividad social, recluido, casi en paradero desconocido –ahora después de su muerte se ha sabido que era Lasserre, de 200 habitantes, en los Pirineos franceses, cerca del Valle de Arán- y dedicado a la vida introspectiva y al estudio de los sueños. Dios estuvo presente en sus últimos escritos –otra contradicción de un anarquista confeso-, de lo cuál ha dejado importante muestra, aunque con la prohibición de su publicación. Pasemos a poemenorizar una biografía llena de detalles que definen a este genio desaparecido.

GIF - 102,8 coGIF - 37.3 ko       

Grothiendeck nació en Berlín en 1928 y ha muerto el 13 de Noviembre de 2014 en Ariége(Francia);  hijo de padres anarquistas, apátrida nacionalizado francés en 1980. Merece la pena contar un poco la historia de su padre, un anarquista ruso, que fue condenado a pena de muerte y conmutada por cadena perpetua, por el régimen zarista en 1907. Liberado en la revolución rusa de 1917 fue condenado a muerte por los comunistas, pero pudo emigrar a Berlín donde conoció a la periodista Hanka Grothendieck, de cuya relación nació Alexander. Participó en la Guerra Civil española y cuando llegaron a Francia fueron recluidos en un campo de concentración al ser alemanes –con Alexander hijo también-. Fue deportado a Auschwitz en 1942 –al ser judío- y aparece en la lista de víctimas del Holocausto. ¡Toda una vida con la muerte en los talones!

GIF - 147,3 co

GIF - 190.4 ko

(1965)

 Alexander vivió en Hamburgo desde 1934 a 1939 con una familia adoptiva, mientras sus padres estaban luchando en España. Mientras estuvo recluido en el campo de concentración estudió en el instituto cercano de Mende. En 1942 fue acogido en un hogar infantil del Socorro Suizo para refugiados, donde pudo terminar su Bachillerato. Terminada la II Guerra Mundial, entre 1945 y 1948 estudió Matemáticas en Montpellier, para marchar a París, donde conecta con las mentes matemáticas del momento. Conoce a Cartan y Schwartz le dirige su tesis doctoral sobre Análisis Funcional –en Nancy-. Entra, más tarde, a formar parte del grupo Bourbaki, donde expone una renovación fundamental de los principios y fundamentos de la Geometría Algebraica. El teorema de Riemann-Roch-Grothendieck  lo catapultó a la cima de la ciencia matemática.

GIF - 249,7 co

Se le oferta una plaza en el  IHES(Instituto de Altos Estudios Científicos), creado en 1958, donde desarrolla su trabajo –su talento, su inteligencia, su capacidad extraordinaria, sus genialidades,…- hasta 1970, renovando la geometría algebraica por completo. Sus volúmenes (4 de 12 prometidos) de Elementos de Geometría Algebraica suponen un antes y un después del genio, continuando su labor uno de sus alumnos más brillantes Pierre Deligne -medalla Fields en 1978-.

En 1966, a los 38 años recibe la medalla Fields y escriben de él: “ha llevado a la unificación de de la geometría, la teoría de números, la topología y el análisis complejo”. Se negó a recogerla en Moscú, como protesta por el trato del régimen soviético a los disidentes políticos.

View this content on Naukas's websiteGIF - 198,8 co

 En 1970 abandonó el IHES. Su razón era que esa institución aceptaba donaciones de instituciones militares y pasó entonces a convertirse en un antimilitarista –pacifista cuasi militante- y ecologista radical. En 1972, abandonando toda relación con la oficialidad matemática, prosigue sus investigaciones “por su cuenta”, además de ser profesor en la Universidad de Montpellier. En un solo año 80-81 escribe La larga marcha a través de la teoría de Galois, de 1600 páginas, entre otros. En 1984 solicita una plaza en el CNRS(Centro Nacional de Investigación Científica) apoyado en sus estudios últimos y en esbozos de sus futuras investigaciones. En esta época escribe miles de páginas. Unas matemáticas y otras no, donde sorprende a sus allegados su descubrimiento de Dios. En sus memorias Récoltes et Semailles  reflexiona sobre su pasado matemático, del que su manuscrito –que nadie quiso publicar- pasó de mano en mano entre los matemáticos. De esta obra nos dice Denis  Guedj “se trata de un texto que une, con lucidez, el vínculo entre filosofía, matemáticas e investigación científica” y que el único acto violento que había cometido Grothendieck fue “el haber abandonado su dedicación a las matemáticas”. En 1988 se jubila y recibe junto a su alumno Pierre Deligne el Premio Crafoord de la Academia Sueca, del que rechaza su elevada dotación económica aduciendo “mi pensión es suficiente para satisfacer mis necesidades y las de los que de mí dependen”.  Se retira a un pueblecito desconocido del sur de Francia, en 1990, y acepta sólo visitas de sus allegados, convecinos –ahora hemos sabido que eran sólo 200- y algún que otro  visitante; mientras sigue sus reflexiones, encaminadas al estudio de la física del libre albedrío y el problema del mal.

   

En 2010 escribe una carta en la que prohíbe que se publiquen o difundan sus escritos. No sabemos si esta voluntad suya la ha llevado a cabo con sus últimas investigaciones y escritos, que sabemos que poseía –¡¡esperemos que no!!-. Ver más en biografía completa , muy buena información en  Imagesmath.com, Pseudópodo y en grothendieckcircle.com, página creada por sus seguidores. En esta página: matemáticas.unex.es    pueden ver sus obras traducidas al español y en este enlace unas memorias entrañables de su infancia y juventud: Paseo por una obra o El niño y la Madre.

Copyright © Klaus Tschira Stiftung / Peter Badge

Murió ayer 13 de Noviembre, cuando tenía 86 años, dejando a la comunidad mundial huérfana de uno de los grandes genios de la Historia de la Matemática.

Han dicho de él: “Tenía una capacidad de abstracción extremadamente poderosa, casi inverosímil, que le permitía ver los problemas en un contexto sumamente general, y usaba esta capacidad con exquisita precisión”. O Harvey Shoolman dice de él:  "Probablemente no volvamos a ver a alguien así por muchas generaciones. Se ha despedido, pero ahora ocupa su lugar junto con Arquímedes, Fermat, Newton, Leibniz, Gauss, Galois y Riemann como un pináculo del éxito en el más difícil y a la vez esencial de los desafíos de la humanidad". 

GIF - 107.4 ko 

 Aunque ha muerto un genio, los medios de comunicación no le dedican la necesaria importancia a este hecho. Salvo El País  (y 2 )  o Le Monde  que le dedican algún obituario digno de un músico de tercera fila, en los demás medios, sólo una noticia minúscula. Pero ya sabemos: los matemáticos, esos cabezas cuadradas para muchos, llenos de números y letras, excéntricos, no merecen más espacio ni tiempo. Parece que su trabajo, sus investigaciones, sus logros no son de este mundo.¡Qué equivocados están!

La integridad  y honestidad de un genio como Alexander Grothendieck choca en este mundo de consumo y de indecencia pública y privada; de ahí su grandeza. Olvídense de su enroque final. Vean su genialidad, sus descubrimientos, sus escritos. Éste es su legado, no sus anécdotas. Un grande de la Matemática. Un matemático excepcional. Será recordado siempre. AMJ


Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris