Facebook Twitter Google +1     Admin

¡Estamos tocando el fondo!, de Gabriel Celaya.

Ya teníamos aquí en Matemolivares dos poemas de Gabriel Celaya con temática matemática, que eran “Así soñé yo la verdad. Kepler” y “Multiplicación”. Hoy traemos otro que se titula “La Función”.

FUNCIÓN de Uno -Equis -Ene:
Uno es Ene menos alguien;
Ene, el Uno colectivo;
Equis, el orden sin nadie.

Planteamiento en Uno

Aparecer. Y gritar.
Ser deslumbrante un momento.
Quemarse en el entusiasmo.
Y luego, escuchar el eco.

Pues, ¿qué es Uno sino un eco
de lo que era que era?
Y ¿cómo ser lo que hoy somos
sin un futuro que vuelva?

Y cuando muero, ¿no mato
al que quiso ser en mí?
Nadie muere. Nadie mata.
Todo es principio sin fin.

Planteamiento en Equis

Fuera del mundo en que existes
reina el total impensable.
Si es que humanamente hablamos
lo real es nada-nadie.

Las estructuras funcionan
y el hombre desaparece.
¿Qué se ha roto en vuestro centro?
Repetís cuanto se os mande.

No es un eco. Es el sistema.
Es el lenguaje no humano.
¿Qué importa el yo? Nadie es yo.
Es lo absoluto: Tu espanto.

Planteamiento en Ene

Uno entre todos no es nadie
aunque todos sean Uno.
Si alguien canta, no se dice,
dice el total que es ninguno.

Y Uno más Uno, más Uno
nunca es Ene, nunca es suma
porque su total es cero
y cualquiera siempre es alguien.

Triquitraque de las cosas
que creíamos sabidas.
¡Pólvora, máscaras, ruido!
Carnaval: Santas mentiras.

Dice Nadie

En el bosque oscuro
la Bella Durmiente
centra metamorfosis,
irradia muertes.

Tan pronto corno aparece
se transforma. Y es el cambio
lo que da luz al momento
que es fugaz, pero no es falso.

No consigo un pasaporte.
Soy anónimo y cambiante.
¡Hasta la música es ley
y lo variable, constante!

Gabriel Celaya.
No desmerece este otro titulado "Educar", profesión a la que nos dedicamos:
 
Educar es lo mismo
que poner un motor a una barca...
Hay que medir, pensar, equilibrar...,
y poner todo en marcha.
Pero para eso,
uno tiene que llevar en el alma
un poco de marino...,
un poco de pirata...,
un poco de poeta...,
y un kilo y medio de paciencia concentrada.
Pero es consolador soñar,
mientras uno trabaja,
que ese barco, ese niño,
irá muy lejos por el agua.
Soñar que ese navío
llevará nuestra carga de palabras
hacia puertos distantes, hacia islas lejanas.
Soñar que, cuando un día
esté durmiendo nuestra propia barca,
en barcos nuevos seguirá
nuestra bandera enarbolada.
 
 Pero hoy, en Enero del 2013 nos hemos acordado del gran poeta por otros motivos. Lo explicamos.

Gabriel Celaya, el gran poeta español del siglo XX y uno de los máximos exponentes de la “poesía comprometida”, fallecido en 1991 acertó con el poema “La poesía es un arma cargada de futuro”. La situación actual está totalmente reflejada. Estamos tocando el fondo. Pero no el del pozo, ni el del túnel,…. El fondo de la paciencia, el del aguante, el de la mansedumbre, el del estoicismo…….Los tiempos están tornándose difíciles, más bien imposibles, el aire irrespirable, la situación gravísima,….estamos tocando el fondo.

Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan
decir que somos quien somos,
nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno.
Estamos tocando el fondo.

Paco Ibáñez lo interpreta magníficamente(También en Goear), como siempre.

Al igual que Lorca o Alberti, Gabriel Celaya también dibujaba y expresaba, plásticamente, sus emociones. Aquí dos de ellas, que vienen muy a cuento:(Peligro e Indignación).

Peligro Indignación

AMJ

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris