Facebook Twitter Google +1     Admin

Sin perdón para Alan Turing.

20120207172804-alan-turing2.jpg

 De sobra es ya conocido el matemático y uno de los padres de la Informática Alan Turing. Ya tenemos una entrada en este blog, Matemolivares, sobre la vida y la obra de este genio científico y que puede consultarse aquí. Pero hoy leía una noticia en el diario Público titulada así: Alan Turing no tiene perdón en la cual se recoge que el personaje que ayudó a descifrar el código de la máquina nazi Enigma no será reconocido como héroe nacional de Gran Bretaña(También en la edición inglesa de The Guardian). A efectos de las leyes británicas seguirá siendo un delincuente y el Parlamento británico( de mayoría conservadora) le denegó el indulto. Su delito fue ser homosexual, en un país y una época donde era delito, ¡¡qué tiempos aquellos!!.

 La  Cámara de los Comunes( similar al Congreso español) recibió una solicitud de 23.000 firmas, recogidas por el diputado John Leech para que fuera indultado( eliminar los antecedentes penales) y convertido así en héroe nacional.

 Recordamos aquí que su condena fue la castración química, a resultas de la cual le invadió la enfermedad depresiva y se suicidó. También recordamos que en Septiembre de 2009 el primer ministro Gordon Brown, laborista(socialista), pidió disculpas públicas por la actuación bestial  e injusta de la sociedad británica contra uno de sus súbditos.

Ya decíamos allí en aquella entrada la crueldad que se ha ejercido a lo largo de la Historia contra los homosexuales( que yo incluiría contra los distintos: motivos religiosos, étnicos, razas,....) y que incluso después de que dejaran de ser delito sus diferencias , no encuentran  razones  sus detractores para rehabilitarles, aunque sea después de muertos. Sigo sin comprenderlo.AMJ

Comentarios » Ir a formulario

matemolivares

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris