Facebook Twitter Google +1     Admin

El cine, las subvenciones y la Estadística.

Los gobiernos, del signo que sean, subvencionan  la actividad económica  o los sectores estratégicos o culturales de un país según su ideología, conveniencia, necesidad o disponibilidad presupuestaria. El hecho de poder  manejar el BOE les hace disponer de clientela partidista, casi ilimitada. Pero todo ello debe hacerse desde un plano de equidistancia de las ofertas económicas o premiar a sectores que por su vulnerabilidad están en desventaja con sus competidores, por multitud de razones. Ahora bien, lo que se decida debe ser explicado, explicitado y en ningún caso tergiversado o manipulado. Ello viene a cuento de las subvenciones al sector del cine, que tanta polémica ha creado últimamente. Es cierto que este sector , crítico casi siempre con el poder, está en “las últimas”, por varias razones: subida del IVA, crisis de consumo espectacular, deudas de la Administración, etc.. ¿Qué ocurre entonces? Pues que para justificar una serie atropellos, se lanzan una serie de mentiras, que a base de repetirlas –por los adláteres- llegan a la población como verdades incuestionables. La conciencia crítica –ayudada de la Estadística y la matemática- hace rechinar las neuronas de las medias verdades.

Por ejemplo, se dice que el cine  es uno de los sectores más subvencionados de España. Veamos. En España se subvenciona, directa o indirectamente, casi todo. La vivienda, el plan PIVE de los automóviles (¡tiene guasa que le ayudemos al personal a comprar un Audi o un Mercedes!), las vacaciones del IMSERSO (¡¡para algunos que ganan el doble que tú!!), la producción agrícola y ganadera (¡también de terratenientes!), los partidos políticos, los sindicatos, la CEOE,…. y así hasta el “sursum corda”. El cine también, y así hasta contabilizar unos 3.000 millones anuales, aparte de las desgravaciones fiscales. Pero también algunas sociedades mercantiles, que recogemos en la siguiente tabla:

               Tabla 1

                    Tabla2

Podrán decir que nuestras películas son de mejor o peor calidad (¡siempre críticos de cine!); que generan menos ingresos que subvenciones (una nueva  mentira, sólo se subvenciona el 3% de los 1600 millones de euros que genera), que no les gusta la temática que desarrolla, que si… pero no se puede faltar a la verdad Sr. Montoro. A la verdad, no. Su puesto en el Gobierno de España no le permite mentir. Subvenciónelo o no, pero no mienta. La Estadística y la matemática están para destapar la falsedad. Y nosotros para publicarla. AMJ

Montoro pasará, pero el cine quedará!

pacoleon

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris