Facebook Twitter Google +1     Admin

Ada Lovelace, la madre de la Informática.

Un día como hoy, 10 de Diciembre, pero de 1815 nació la matemática londinense Augusta Ada King, Condesa de Lovelace, y más conocida como Ada Lovelace. Es considerada como la primera programadora, escribiendo símbolos y algoritmos para la máquina de Babbage, que todavía no había sido construida, aunque sí perfilada por el profesor de matemáticas, también inglés, Charles Babbage.
Ada Lovelace como un niño

Era hija del famoso poeta Lord Byron, pero como “en casa del herrero cuchillo de palo”, no se le conoce ningún poema o texto dignos de ser tenidos en cuenta. La relación tormentosa de sus padres llevó a su madre, Annabella Milbanke, a alejar a su hija todo lo posible de la poesía y desterrar así cualquier posible inclinación de la niña por ese "mundillo": cualquier parecido con su padre, en cuanto a su "modus vivendi", había que eliminarlo. Rodeó por lo tanto a su hija de excelentes profesores de Matemáticas, que la condujeron por un mundo bastante avanzado, científicamente, para las mujeres de esa época. De todos modos su padre murió cuando ella tenía 8 años, después de haber llevado una vida bastante convulsa (líos amorosos con una hermanastra que le obligaron a abandonar Inglaterra, precipitadamente), y en tan poco tiempo su influencia hubo de ser pequeña.

Mary Somerville se convirtió en su tutora y Ada se refugió, así, en la Ciencia y en lo que sí sobresalió fue en Matemáticas, y eso que su vida fue bastante corta: murió cuando tenía 36 años -la misma edad a la que murió su padre-, debido a un cáncer de útero y sobre todo a la medicina empleada para ello (las sangrías típicas de la época).

Al principio se dedicó a trabajar en dos teorías muy en boga en aquellos tiempos: el mesmerismo y la frenología; la primera como el estudio del magnetismo en algunos animales y la segunda como la teoría de conocer el comportamiento a través de su aspecto fisiológico, lo que ayudó a resolver algunos crímenes. Pero no era ese su destino: eran los números, las funciones, los algoritmos,… la ahora llamada informática. Durante mucho tiempo se creyó que la aportación de Lovelace a la programación era sólo como traductora de Babbage pero últimamente se sabe que fue la primera persona en describir un lenguaje de programación, tal como se entiende hoy, y se le reconocen sus aportaciones e ideas originales. Puede considerársele como la madre de la programación informática.

Escribió un programa sobre los números de Bernoulli e incluso uno sobre valores trigonométricos. Igualmente sugirió que las instrucciones e información para la máquina se hiciesen por tarjetas perforadas e inició una nueva notación para la escritura de los programas informáticos.

No fueron reconocidas en vida sus aportaciones, fundamentales, aunque sí después de su muerte. Ya en el siglo XX sí fueron utilizados sus avances informáticos. En su honor se llamó lenguaje de programación Ada por el Ministerio de Defensa de EEUU a uno de finales del siglo XX. En 2010 se empieza a rodar una película sobre ella: “La encantadora de números”.

La vida de los números ha sido a lo largo de la Historia eminentemente masculina: incluso tuvo que firmar con iniciales algunos de sus avances matemáticos. Más noticias en ABC, La Voz de Galicia y Cadena Ser.

Se casó con 20 años y siguió investigando, y aunque tuvo tres hijos, al final fue "repudiada" por su marido(¡quizás una infidelidad!); la influencia de su madre fue decisiva en toda su vida y le "debe" su dedicación a estos menesteres investigadores y a la aversión a la poesía de su progenitora.

Google le homenajea hoy y le ha dedicado un doodle. Una de las mujeres que a lo largo de la Historia de la Ciencia más ha contribuido a sus avances y desarrollo. AMJ.

Ada Lovelace inventa dentro del doodle de Google

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris