Facebook Twitter Google +1     Admin

Maslama Al-Mayriti, científico, el primer madrileño ilustre.

Al- Mayriti (Âbû-l-Qâsim Maslama ibn Âhmad al-Faradi al-Hasib al-Qurtubî al-Maŷrîtî)  nació en el año 950, en Madrid.Como todos los jóvenes de los pueblos, tuvo que emigrar. Sí, Madrid era un pueblo y de los pequeños, fundado en la segunda mitad del siglo IX, por el emir de Córdoba Muhammad I. En los tiempos que no había censo era difícil precisar los habitantes de cada uno de ellos pero Madrid   no llegó a los 3000 habitantes hasta el año 1300 aproximadamente; y entonces ¿dónde fue nuestro joven Muslama? A la ciudad más avanzada y poblada , la capital de Occidente, donde científicos, literatos, traductores, matemáticos, médicos, … poblaban una ciudad, que en algunas  crónicas de historia le dan una población cercana al millón de habitantes, de unos 4 millones que tenía España en aquel momento. Era Córdoba, donde se almacenaba el saber del primer milenio.


A Córdoba se fue nuestro joven y como el talento no es exclusivo de las grandes ciudades, rápidamente se incorporó al estudio de las Matemáticas, la Astronomía y la Astrología; donde fue  discípulo del geómetra ‘Abd al-Gâfir ibn Muhammad.  Su estancia en Córdoba coincidió con uno de los momentos de mayor esplendor cultural de la civilización hispano-árabe, con la residencia de Madinat al-Zahara (cuyas academias y sociedades culturales eran frecuentadas por los principales eruditos e investigadores de la Baja Edad Media) convertida en un importantísimo centro del saber mundial; donde el conocimiento se organizó en torno a dos grupos fundamentales: el Astronómico-Matemático, cuyo principal exponente fue Maslama, y el Físico-Botánico-Médico, en torno al cordobés Abulcasis, precursor de los no muy posteriores Averroes y Maimónides.

          Imagen relacionada

Dicen de él: “..fue el científico más importante de su tiempo en el mundo islámico y en la Europa cristiana, puesto que sus libros se tradujeron al latín muy rápidamente”.  Fue un gran astrónomo, resumió y comentó la obra del matemático oriental  Al-Juarismi y tradujo y perfeccionó el Astrolabio y el Planisferio de Ptolomeo;  convirtió el calendario persa a las fechas árabes empleando la Hégira como punto de partida para el cálculo.  Fue el consejero astrológico de Almanzor, indicando los momentos oportunos en que debía empezar sus campañas, y se dice que pronosticó el fin del Califato y los detalles de cómo iba a ocurrir mucho antes de que tales hechos pasaran.

Entre sus obras destacan: "Tratado del Astrolabio", Tablas Astronómicas,  "Libro de Aritmética Práctica", "Rutbat al-hakim" ("La Distinción del Sabio"),   "Ghayat al-hakim" ("El Acierto del Sabio") y    tratados de aritmética comercial ("Fi taman ilm al-adad", "Teoría de la perfección de las ciencias numerales", y "al-Mu’amalat", "Cálculo comercial"). (Para más profundidad, ver elmadridmedieval)

Maslama fundó en Madrid una Escuela de Matemáticas y Astronomía, documentada en el año 1004 y  murió en Córdoba en el 1008.

            En el año 1004, existía en Madrid una Escuela de Matemáticas y de Astronomía fundada por Maslama al-Maÿriti.

 A que se debe la falta de reconocimiento de este científico madrileño en su tierra natal. Para algunos historiadores del mundo árabe, Al-Ándalus es circunscrita casi exclusivamente a Andalucía y fuera de esos territorios cualquier personaje notable queda fuera del cuadro de honor de la historia. Y eso ocurrió con Al Mayriti, El Madrileño, nadie lo reivindicó y en el olvido de la historia ha quedado; sin embargo para otros estuvo a la altura de otros premios Nobel españoles, como Severo Ochoa o Ramón y Cajal. AMJ

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris