Facebook Twitter Google +1     Admin

Congelación del salario a los funcionarios: el expolio continúa.

Vuelven contra los funcionarios, aunque ahora nos acompañan, también,  los pensionistas. La verdad es que es fácil atacarnos, por dos razones. La primera es que somos muchos y con “mala prensa”. El quehacer de unos cuantos queda reflejado en la mente de la ciudadanía, y nos ven, de manera obvia, como unos holgazanes, poco serios, deshonestos, con muchas vacaciones, empleados de por vida,  bien pagados (¿?)  y “escaqueadores” de sus responsabilidades. Cualquier batalla contra la Administración la tenemos perdida frente a la opinión pública. Ésa es la visión que tienen de nosotros, y será difícil cambiársela. Pero los que trabajamos con personas, directamente, sabemos que no es así. Trabajadores de la enseñanza, de la sanidad, de las fuerzas de orden público,… y todas aquellos trabajadores públicos que estamos en el mismo barco, sabemos que nuestra labor no se sustituye, que los niños ni los enfermos ni los accidentados ni los robados pueden esperar a mañana,  que las jornadas, algunas, son extenuantes, que no podemos dejar las cosas para mañana, que no tenemos tres horas de desayuno, que no hacemos la compra en jornada laboral, que no nos han traído aquí enchufados por nadie,… y que en algunos casos es un trabajo atosigante; a todos nosotros, nos es  difícil hacérselo ver al ciudadano de a pie, que nos ve como unos privilegiados.

La segunda razón por la que nos atacan es que al ser eslabón débil, con pequeñas bajadas anuales –a ser aproximadamente 2,5 millones de empleados públicos-  consiguen contener el gasto, que es su objetivo. Van a lo fácil. Como los buitres. Lo fácil. Lo complicado es meterle mano a la economía sumergida (un 18,6% del PIB, unos 200.000 millones de €, como mínimo ) que, según el sindicato de inspectores de Hacienda Gestha, detrae de la Hacienda Pública la cantidad nada desdeñable de entre 60.000 y 80.000 millones de € anuales. Piensen por un momento: tendríamos superávit. Sí, superávit. Viviríamos del caraj….., como se dice aquí en el Sur. Pues no “caerá esa breva”. Más sufrimiento, para funcionarios y pensionistas, y por supuesto para el resto de la población.

   

 Lo cierto es que desde que hubo acuerdo de pensiones, los pensionistas han estado manteniendo su poder adquisitivo anualmente(excepto en 2011 donde se congelaron sus pensiones),hasta este año y siguientes, en el que al parecer van a perderlo sensiblemente. Se habla de hasta un 20% -dependiendo de la inflación futura- en los próximos seis años. Ello hizo que mientras que un funcionario jubilado (o jubilado por incapacidad) fue viendo que su poder adquisitivo no fue menguando, sus compañeros que seguían en activo veían que al cabo del tiempo iban quedándose atrás irremisiblemente. La siguiente tabla nos muestra desde el año 1982 hasta Agosto de 2013 cuánto ha evolucionado (subido) el nivel de vida y los sueldos. Lo he efectuado desde principios de 1982 con el valor 1000.

Pérdidas Poder adquisitivo desde 1982

Podemos ver que el valor perdido es el 41% de nuestro salario. En la siguiente tabla vemos lo que deberíamos ganar (dependiendo del sueldo de cada uno) para mantener esa capacidad de consumo que teníamos en 1982:

                Pérdidas 1982-2013

También podemos mencionar aquí  el aumento de la presión fiscal llevada a cabo contra las rentas de trabajo, en beneficio de las rentas de capital, desde entonces hasta ahora, con lo que mermaría aún más el salario y por tanto la pérdida de poder adquisitivo sería mayor(Ver un estudio pormenorizado en  www.ief.es); así como otras consideraciones, entre las que destacaríamos la matrícula gratuita en la UNED para el funcionario y sus hijos, etc.

Se argumenta también que los trabajadores privados han visto mermados sus condiciones de trabajo y de salario. Algunas cosas son ciertas, pero no todas. Veámoslo. Los trabajadores que trabajan en el sector privado sí ganaron poder adquisitivo en ese intervalo de tiempo -30 años-, como lo muestra el gráfico de www.ciencia-explicada.com:

Evolución de salarios desde 1982 trabajadores

Todo ello prueba que en el sector público se ha perdido poder adquisitivo de los salarios de manera alarmante y no así en el privado. De la anterior tabla deduciremos que mientras que un funcionario de media ha pasado de salario  1.000 en 1982  a 2.580 en 2013, en el sector privado se ha pasado desde esos 1.000 a 5.800 (aprox.)(¡Ojo no hablamos en euros, lo hacemos en proporciones!). ¡Nos han doblado los salarios! También hay otro mandala con la pérdida de empleo. En el sector público se han perdido solo en el año 2012,  218.900 empleos( casi el 8%)

   Sector publico

Y aunque ello no es obstáculo para afirmar que en el sector privado hay una carnicería bestial  en el empleo y sin horizonte  de resolverlo en pocos años, en el sector público, después de los expolios anuales y continuados, que acabamos de explicitar,  vamos a tener que terminar diciendo:”Virgencita que nos quedemos como estamos….” Seguiremos informando. A todos no pueden engañar. AMJ

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris