Facebook Twitter Google +1     Admin

Castel del Monte, la unión exquisita de la Geometría y la Astronomía, y ¡cómo no!: el octógono.

Entre 1240 y 1250 fue construido el Castel del Monte, en el lugar donde existía el Monasterio de Santa María del Monte. Ubicado en la zona de Apulia, al Sureste de Italia, es una de las construcciones más populares de los tiempos de Federico II y un ejemplo de arquitectura medieval. Su fama se debe a su forma geométrica. Se trata de una planta octogonal-con ocho habitaciones en cada planta-, con un patio interior octogonal también: diríamos que se trata de un prisma octogonal, horadado por otro prisma octogonal, de lado menor y concéntrico con el primero, que hace de patio –donde se dice que había un estanque también octogonal-. Además en cada esquina también hay otro prisma octogonal –las ocho torres unidas a las habitaciones por escaleras de caracol, ascendiendo en sentido antihorario-, seccionado y adosado al principal, como vemos en el dibujo de la planta:

 

 

La Astronomía y la Geometría se unen, con rigor, para alumbrar este edificio peculiar, basado en el ocho y en su posición para crear simetrías de luz en los solsticios y equinoccios: una planimetría exquisita.

 

(Vista del cielo desde el patio octogonal)

No se trata de un castillo propiamente dicho: no tiene foso, ni puente levadizo ni sótanos. Parece más bien una residencia real que un castillo defensivo, es más: estuvo prisionero 14 años Enrique de Castilla, hijo de Fernando III el Santo. Los muros de piedra caliza y las habitaciones de mármol, hicieron una residencia real extraordinaria –tapices, cuadros, mosaicos, mármoles policromados-, además de una ventaja estratégica  en la Edad Media, al divisar a los enemigos a kilómetros de distancia, dada su ubicación.

(AlMare en Flickr)

(De Tumminello en Flickr)

Mucho se ha especulado sobre su forma octogonal y en corona: relaciones con arquitectura musulmana, otros piensan en las constelaciones estelares, etc. Incluso algunos documentan alguna relación del castillo con la Pirámide de Güiza: las medidas del contorno del castillo y de la pirámide son muy similares. Todo él es una mezcla de estilos, que se reflejan en el portón de entrada: capiteles góticos, arcos musulmanes, leones típicos de la arquitectura románica.

 Todo un conjunto de ciencia, arte, arquitectura y simbolismo: Castel del Monte –que inspiró a Humberto Eco en El nombre de la Rosa-, la fortaleza de los misterios, Patrimonio de la Humanidad. AMJ

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris