Facebook Twitter Google +1     Admin

Estadísticas y consecuencias sanitarias del desempleo.

Siempre estamos con el paro hacia arriba y hacia abajo. Haciendo estudios de todo tipo. Porcentajes van y vienen, pero el personal continúa parado. Hoy traemos unas estadísticas de  esta plaga nacional. Pero son distintas. Se trata de estudios de cómo afecta el paro a la salud. Ya lo sabemos. Afecta y de manera determinantemente negativa. Pero ahora tratamos de cuantificarlo. Las primeras noticias son las comparaciones que ha efectuado la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP). Se trata del impacto de la crisis sobre la salud de las personas. Desde 2008 la mortalidad ha aumentado un 8%, la mortalidad evitable un 2% y la esperanza de vida ha bajado unas décimas. Empezamos mal, pero que aumente la mortalidad evitable es consecuencia de recortes en asistencia sanitaria y otros. Los trastornos mentales han aumentado considerablemente. Las depresiones un 19,4%, la ansiedad y otros desórdenes, el 8,4% y el alcoholismo, un 4%. Son datos de 2011. Cuando lleguen las de los dos años siguientes, donde los recortes han sido brutales, se nos “caerán los palos del sombrajo”.

 

 En toda Europa han aumentado los suicidios un 4,2% y los suicidios juveniles un 11,9%, cuando en los anteriores 20 años habían disminuido en todos los sectores de población estudiados.

 Con este nivel de problemas sanitarios en aumento y los recortes en Sanidad efectuados últimamente, ¿quién va a hacer frente a este inmenso problema? Como siempre, que cada cual se las avíe como pueda y el problema para la sanidad, los médicos desbordados, los hospitales hasta arriba, los médicos jubilados que no se reponen, … Según la Organización Mundial de la Salud, “con el nivel de paro juvenil, España se enfrenta a una emergencia sanitaria

     

Paro juvenil     

Media nacional

54,39%

Jaén

74,46%

Córdoba

72,08%

Sevilla

71,01%

Málaga

68,24%

           

En este completísimo informe de la OMS se recoge una cifra escalofriante: la tasa de mortalidad entre los parados es el 20% más alta que en el resto de la población. Pero no solamente esto. La calidad del trabajo es determinante: la precariedad tiene efectos similares al paro. La vulneración de derechos laborales –o el no ejercerlos por miedo al despido- , la inestabilidad en el empleo, el empleo parcial, los bajos –bajísimos- salarios, la falta de protección social son coadyuvantes a la subida de la mortalidad entre este colectivo. Ver la noticia completa en diario.es

 Si no se toman las medidas adecuadas, dedicadas a la juventud,   la catástrofe que se nos viene encima pasará por encima de todos nosotros.  El documento al que hemos hecho referencia antes termina con la afirmación:”Todos los países europeos, ricos o pobres, pueden tomar medidas para mejorar la salud de su población, es cuestión de prioridades”. Lo cierto es que aquí vamos en dirección contraria. Pero, ¡esto es lo que hay! Hasta que no lo cambiemos. AMJ

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris