Facebook Twitter Google +1     Admin

Profesores invidentes: un reto increíble.

                Da profesor invidente clases de ingeniería en la UNAM

Las dificultades de cualquier profesional de la enseñanza en los tiempos que corren han ido en aumento en los últimos años. Hemos pasado de transmisores de conocimientos y valores a ser un hombre-orquesta. Tenemos que asesorar familias, controlar el absentismo, compensar desigualdades, adaptar currículos, participar en actividades complementarias como animador sociocultural, controlar la impulsividad del alumno adolescente (¡que son muchos!), implantar programas de la administración, o de parte del profesorado, que sí que te afectan, psicólogo de adultos progenitores, administrativo de matrículas y becas, atender las diferencias individuales, evaluar según objetivos y ahora según competencias,….y llenaríamos el folio de competencias y necesidades que tenemos que cubrir. Si a todo esto le unimos los propios desajustes personales derivados de las dificultades de conciliar la vida laboral y familiar el nivel de estrés del profesorado ha ido en aumento en estos últimos tiempos - el 57,6% de los docentes está sometido a presión y estrés-, aderezados con aumentos de carga lectiva y bajadas de sueldo (que en los últimos años ha supuesto más de un 20% entre congelaciones salariales y disminución directa de salario o eliminación de pagas extraordinarias). Pero todo esto es poco. Si además le añadimos al trabajador alguna discapacidad, entonces debe ser de órdago el sufrimiento. Y eso es lo que pensé al leer algunas noticias en la prensa de esta semana. Me quejo, pero debería pensar en algún colega, en este caso invidente, que tiene unas dificultades para ejercer su profesión, que son exponencialmente mayores a las mías. Y entonces me dediqué a “googlear” – no aparece en el diccionario, pero aparecerá-, para ver como andaba la cuestión.

               

Así encontré a nuestro amigo Hugo Reyes Martínez, único profesor de Matemáticas de la UNAM de México e invidente. Desde los 13 años se interesó por las matemáticas y más tarde ingresó en la Universidad donde, sin libros de Braille donde poder estudiar, terminó una licenciatura (“se tituló como Actuario”) casi de oídas. Ya pueden ustedes imaginar las dificultades que ha debido vencer y las que tiene que superar diariamente. Ahora, en estos días, ha aparecido el libro de Álgebra para ciegos, en Braille naturalmente, creado por él y por Silvia Larrasa. Actualmente imparte la Cátedra de Métodos probabilísticos de optimización en Ingeniería Civil.

También en México en la UNAM tenemos a Cassiodoro Domínguez que da clases en la Facultad de Estudios Superiores Aragón(Foto del principio).

Pasamos hasta Argentina donde Alejandro Paola estudió Exactas y es ahora profesor de Física. Aunque le indicaron que dejara las matemáticas a un lado –“¿cómo un ciego iba a visualizar algo tan abstracto?”-, la tozudez de Alejandro le llevó, sin límite de tiempo, a desarrollar una línea de trabajo adecuada a su discapacidad, a través de cassetes de temas y ejercicios que le hacían sus compañeros y fue creándose así un esquema mental matemático adecuado para el estudio. Creó así una matemática sin leer ni escribir: su “sexto” sentido se lo permitió. Cuando terminó –después de 13 años de carrera, donde no le pasaron ni una, académicamente hablando- se incorporó a su trabajo como docente en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de la Plata. También da clase en la Facultad de Astronomía y Astrofísica. Todo un ejemplo a seguir. Y para servir de modelo a nuestros alumnos a superar dificultades y adversidades.

Pasemos a Colombia. El profesor José de la Cruz Arias Puello es docente de la Básica Primaria en Cartagena. Estudió matemáticas y desde los 24 años es ciego. Después de más de tres décadas de profesión las matemáticas y el arte son sus pasiones.Recientemente su labor docente, destinada a alumnos con minusvalía visual, ha quedado entre las 12 mejores propuestas pedagógicas para el Premio Compartir al Maestro.

Pasamos a Chile donde nuestro buen amigo José Berrio quedó ciego hace 12 años y desde entonces ha escrito dos libros de Matemáticas. Trabaja en el Colegio Aguirre Cerda de Cartagena, localidad cercana a Santiago de Chile. Además de su faceta escritora y docente, ha creado también un sistema para invidentes que con sólo su voz puedan escribir en Word.

Ya aquí en España podemos irnos hasta Canarias. Allí tenemos a Armando Arencibia de Armas. Y haciendo honor a su apellido, su pundonor, coraje y lucha son de “armas tomar”. Cualquiera lo doblega. Natural de Arucas, ha sido profesor de Matemáticas en el Instituto de Villa de Moya en Gran Canaria cerca de 20 años. Estudió con visión en un solo ojo, pero ya ejerciendo, un desprendimiento de retina lo dejó casi totalmente ciego (un 10% de visión en un ojo, con campo visual muy reducido). Su labor diaria necesita alguna ayuda para corrección y vigilancia de exámenes, para lo que ha tenido una pequeña subvención de la ONCE.

Aquí en nuestra tierra en Andalucía, al parecer, hay cuatro profesores invidentes realizando labores docentes. Una de ellas, Milagros Izquierdo Gallego, es profesora de Filosofía en el IES Seritium de Jerez de la Frontera. También en Andalucía Antonio Espíldora es profesor de Piano en el Conservatorio Superior de Música de Sevilla y doctor en Filosofía del Derecho. Invidente desde los 9 años, es un defensor de la integración de los invidentes en la sociedad con los mismos derechos y deberes que el resto.

José Ángel García Castro es profesor de Lengua y Literatura en el IES de Brenes(Sevilla).Estudió de oído y terminó su carrera en 5 años y ahora realiza el doctorado en Lingüística.

María del Mar Jiménez Navas es profesora de Derecho Fiscal en la Facultad de Derecho de la Universidad de la U. de Sevilla, e invidente. Está casada con nuestro anterior profesor de piano Antonio Espíldora.

Cuando lees la noticia que a una profesora invidente del Instituto de Idiomas Jesús Maestro de Madrid, Inmaculada Mazón, profesora de Inglés le han retirado el profesor de apoyo –por los recortes-, que necesita para corregir sus pruebas, se te caen los “palos del sombrajo”. Hay que tener cara –por no decir: poca vergüenza- y decir que la carga horaria resultante la asuma el Departamento.

Tuve la suerte de coincidir, aunque muy poco tiempo -era sustituto-, en El Puerto de Santa María(Cádiz) en el IES "Muñoz Seca" con un profesor de Literatura e invidente. Aprendimos todos mucho de él, fundamentalmente los alumnos. Permanece en mi recuerdo después de casi 30 años.

Todos ellos ejemplos de superación, de pundonor y de entrega. Unos ejemplos a seguir y modelos para nuestros educandos. Desde aquí nuestro reconocimiento a una labor ímproba e insuperable. Sirva esta muestra como ejemplo de una agnegación inestimable. AMJ

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Rubén

A tu lista añadiría al menos otros dos.
María del Carmen Galarreta Alonso. Da clases de lengua y literatura en el IES Esteban Villegas de Nájera (La rioja). Es ciega total e imparte clases desde ya hace muchos años.
El segundo es mi excompañero y amigo Luis Antonio Úbeda Rives, del que hace años perdí todo contacto pero supe que tenía una cátedra de economía en la universidad de Barcelona. Es ciego parcial, tenía ya de pequeño una visión inferior al 10%.

Fecha: 28/09/2014 17:00.


gravatar.comAutor: gustavo segio irala

hola tengo un amigo david es ciego de nacimiento..cursa el cuarto año de la carrera de Historia en la Universidad Nacional de Misiones tiene 22 años..es un genio y lleva su vida con toda una naturalidad..toca guitarra y es un gran recitador

Fecha: 06/10/2014 04:55.


gravatar.comAutor: Brenda

soy invidente, estoy en el 4 año del secundario y cuando termine quiero ser profesora de inglés

Fecha: 06/10/2014 06:38.


gravatar.comAutor: Armando Salazar

Hola, buenas noches, mi nombre es Armando Salazar López, ciego de nacimiento y estudiante de lic. en educación especial de la Universidad de Antioquia, Medellín, Colombia.
Me ha interesado siempre la enseñanza, y se que no sólo voy a dar clases a chicos ciegos, también me encontraré otras poblaciones a las cuales tendré que dar clases.
Me parece excelente esta reseña de maestros ciegos.
Pero, me gustaría saber en donde puedo encontrar un trabajo de investigación completo que hable sobre el rol docente de profesores con discapacidad visual.
Gracias.
e-mail:
armandosalazar19@gmail.com

Fecha: 15/02/2016 03:55.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris