Facebook Twitter Google +1     Admin

Nicanor Parra, matemático, físico, “antipoeta” y Premio Cervantes.

20111205165508-nicanor-parra.jpg

Nuestra capacidad de sorpresa no tiene límites. Habíamos visto pequeñas incursiones desde nuestra disciplina, las matemáticas, en la literatura. Siempre en pequeñas pinceladas, en forma de poemas o alguna novela, a excepción del gran Bertrand Russell, matemático y filósofo inglés, que fue Premio Nobel de Literatura en 1950 y del español José Echegaray, matemático, premio Nobel de Literatura en 1904; pero no conocíamos la profesión de este gran talento chileno que durante mucho tiempo se dedicó a la docencia, siendo profesor de Matemáticas(En el vídeo del comienzo explica la dureza de esta profesión). Es otra prueba que demuestra la compatibilidad de Matemáticas y Literatura.

Pero, ¿quién es Nicanor Parra? Es un chileno nacido en San Fabián en 1914, hermano mayor de la conocida mundialmente Violeta Parra. De origen modesto estudió con becas de la Liga de estudiantes pobres, trabajó como profesor de Matemáticas en su pueblo natal y más tarde en la Universidad de Santiago como profesor de Mecánica Racional. Más tarde se dedica a escribir y es el creador de la “antipoesía”. Pero ahora que tanto se habla de ella ¿qué es la antipoesía?. La antipoesía es un género, un sistema que incluye entre sus elementos personajes antiheróicos, humor, ironía, sarcasmo, uso del lenguaje cotidiano, huída del uso de los versos clásicos, utilización del absurdo. Es una escritura festiva, burlona, autocrítica. Quiere cuestionar los valores atribuídos habitualmente a la poesía”.

El mismo Parra dice de su obra: “Durante medio siglo la poesía fue el paraíso del tonto solemne hasta que vine yo y me instalé con mi montaña rusa".

También es artista y ha expuesto en diferentes lugares. Comprometido, izquierdista, ecologista y antisistema. Su posición frente a la dictadura chilena fue siempre incuestionable y de ahí su poema a la muerte de Pinochet:
se dio vuelta pal rincón/estiró la pata/entregó la herramienta/se nos fue/se enfrió/dobló la esquina/pasó a mejor vida/cagó fuego/cagó fierro/cagó pila/recuperó su imagen inicial/se fue despaldelloro/cagó pistola/………
Pues por toda su trayectoria a lo largo de su dilatada vida, y que dure muchos años, ha sido premiado con el Premio Cervantes en Lengua Castellana 2011, el más importante y preciado en nuestra lengua.

Para ver más sobre su vida em amediavoz.com , nicanorparra.com y wikipedia.

Para ver más sobre las dedicaciones de matemáticos en su “ tiempo libre” puede verse un estudio en El MundoEnhorabuena maestro y larga vida al artista.AMJ

Después de subir esta entrada he disfrutado del homenaje en forma de poema que le dedicado, el 5 de Diciembre el admirado Joaquín Sabina en el diario Público titulado "Y, para colmo, hermano de Violeta"  y que no he podido resistir en compartirlo con todos:

Vivito y coleando en la batalla,
con un terceto viudo en la maleta,
nunca tuvo respeto a las medallas,
y, para colmo, hermano de Violeta.

Con su melena blanca vanidosa,
de sabio, de patán, de anacoreta,
puso nombre a las curvas peligrosas,
y, para colmo, hermano de Violeta.

Siendo Quijote escribe made in Sancho
que se alimenta con pezón de teta,
su planeta es pequeño, como un rancho,
y, para colmo, hermano de Violeta.

Por más tarde que llegue bienvenido
sea el premio que adorna su bragueta,
su escopeta silencia el triste ruido,
y, para colmo, hermano de Violeta.

Deslumbre austral del coño sur, estrecho
vis à vis para solos de trompeta
que dejan certidumbres en barbecho,
y, para colmo, hermano de Violeta.

Valparaíso en vena, paquebotes
que atracan en un muelle sin recetas,
sin derecho de piso y con escote,
y, para colmo, hermano de Violeta.

Dicen los rojos: uno de los nuestros.
Y los momios celebran ¡vaya jeta!
a Nicanor, esdrújulo ambidiestro,
y, para colmo, hermano de Violeta.

En casa de Huidobro y de Neruda
no es fácil ejercer de antipoeta,
la izquierda y la derecha son ceñudas,
y, para colmo, hermano de Violeta.

Ni Pinochet ni Allende le apuntaron
con su guirnalda, con su metralleta,
en tiempos tan oscuros cantó claro,
y, para colmo, hermano de Violeta.
Bolaño, Edwards, Gabriela, Rojas, Lihn,
como no usa no cambia de chaqueta,
el principio es un ripio contra el fin,
y, para colmo, hermano de Violeta.

Faldas del Aconcagua, Santiago,
Rancagua, Puerto Montt, Joaquín Murrieta,
carcoma del idioma ¡qué buen trago!
y, para colmo, hermano de Violeta.

Cantó a pelo su cueca, sin guitarra,
su lira, si pecó, fue por discreta,
dulce uva Nicanor, hoja de parra,
y, para colmo, hermano de Violeta.

Bendito Chile tan culo del mundo,
tan cobre, tan salitre, tan esteta,
tan dandy, tan mapuche, tan profundo,
y, para colmo, hermano de Violeta.

Tan bebé, tan anciano, enfant terrible,
tan toque de diana sin retreta,
tan realista que exige lo imposible,
y, para colmo, hermano de Violeta.

Savoir faire que no rima con la aurora
a la hora de vestirse de etiqueta,
peras del olmo, tretas y demoras,
y, para colmo, hermano de Violeta.

Más joven que sus novias veinteañeras,
pendejo avant la lettre, viejo probeta,
con sus noventa y siete primaveras,
y, para colmo, hermano de Violeta.

Su Cervantes tan lujo mal herido
lucha como el orujo en las macetas,
como el sobrante, pucha, del olvido,
y, para colmo, hermano de Violeta.

Sobran las palabras.GENIAL. AMJ. 5-12-11

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris