Facebook Twitter Google +1     Admin

Elbert Frank Cox, el Obama de las Matemáticas.

20121207191808-cox.jpg

Un 5 de Diciembre de 1895 nació en Evansville (Indiana) Elbert F. Cox, el primer matemático de raza negra que obtuvo un Doctorado en EEUU. En 1917, junto con otros tres matemáticos de color, se licenció en Matemáticas en la Universidad de Indiana, y llevaba impreso, al igual que los otros tres, en su expediente académico la palabra COLORED, que es como se describía a los afroamericanos.  Esa palabra en un país como Estados Unidos y en aquella época supuso para él un hándicap difícilmente superable.

  Tuvo que estudiar en escuelas segregadas (¡sí, separadas, de blancos y negros!). Aunque parezca una antigualla, recordemos aquí que el Ku Klux Klan existió, y bien que lo sufrieron los pobres americanos de color en sus propias carnes. Sirvió al Ejército en la Primera Guerra Mundial, para ser profesor de secundaria  de Matemáticas un poco más tarde.  Solicitó la admisión en la Universidad de Cornell para  realizar un Doctorado y cuando advirtieron que iba a ser el primer negro en obtener el doctorado,  no solo en Estados Unidos sino en todo el mundo,  las autoridades académicas y el Director de su tesis (W.L.G. Williams) se “echaron para atrás”: no querían ser los primeros  e instaron al pobre de Elbert a que leyera su tesis en otro lugar.  La peregrinación fue interminable: las restantes universidades estadounidenses se negaron igualmente; las de Alemania e Inglaterra siguieron el mismo camino. Todas ellas por la misma razón, pero sin explicitarlo: era negro. Fue en Japón donde lo aceptaron: la Universidad de San Dei permitió la lectura de su tesis. Se convirtió así en el “Obama de las Matemáticas”, como se le ha llamado posteriormente.

            

  Se convirtió posteriormente en Jefe del departamento de Física y Matemáticas del West Virginia State College, donde permaneció cuatro años y en 1929 se trasladó a la Universidad de  Howard, dónde estuvo hasta su retiro en 1.965.

Picture

Howard
 Su doctorado fue muy importante en 1925, ya que en ese año sólo hubo 28 doctorandos en el país, mientras que morían linchados 31 hombres negros en ese año. El doctor Cox estuvo impartiendo matemáticas junto a sus colegas de raza  W. Dudley y C. Walter primeramente y con B. George y D. Blackwell más tarde, convirtiendo a su Universidad en un reducto donde el color de la piel no fue obstáculo para la preparación académica de los ciudadanos  americanos. Sin embargo la dedicación a la investigación le fue casi imposible, igualmente por razones del color de su piel. Si bien trabajó en los polinomios de Euler y en la fórmula de la suma de Boole generalizada.

 Casado con B. Kaufman, hija de un ex esclavo y con tres hijos, murió en 1968 en Washington. Las becas Elbert Frank Cox se constituyeron  en su honor para ayudar a estudiantes de raza negra a continuar sus estudios.

                         Elbert Frank Cox

Más sobre su biografía en Wikipedia, math.buffalo.com, mma.com o en history.mcs.

A lo largo de la Historia hemos visto que se ha perseguido a los científicos unas veces por su religión, otras por sus ideas, otras por sus avances, que contradecían a la "ciencia oficial" y hoy traemos aquí otra persecución: por el color de su piel ¡Cuánto  tuvo que sufrir nuestro buen Elbert!. Su posición, como faro de la Ciencia entre los de su raza, dentro de la Universidad,  sirvió, evidentemente, para desterrar las prácticas de “apartheid”  en la sociedad  americana.  Su lucha sirvió para ello y para la Ciencia:  fue uno de los pioneros. Así se lo reconocemos desde aquí. AMJ

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris