Facebook Twitter Google +1     Admin

Ernesto Sábato, el escritor matemático.

20110507194244-ernesto-sabato.jpg

Ha muerto hace unos días, el 30 de Abril, el escritor argentino, casi centenario ya, Ernesto Sábato. Físico de formación( siguió la carrera de Ciencias Físico-Matemáticas , doctorándose en Físicas), en 1945 abandona la ciencia para dedicarse a la literatura. Para ello tienen que ocurrir varias circunstancias que lo llevaron a esta decisión. Alguna de ellas fue la separación de la enseñanza por sus ácidas críticas al régimen de Perón y en este tiempo  escribió  el libro Uno y el Universo, que es una colección de artículos en  los que censuraba la moral neutral de la ciencia y otra fue que estando en París, en el Laboratorio Curie en París y, en palabras de Sábato: ” asistí a la ruptura del átomo de uranio, que se disputaban tres laboratorios, pero ganó el alemán; pensé que era el apocalipsis, cuando escribía mi primera novela”.

Nos preguntamos ¿por qué traemos aquí a este escritor?.  Primero  como homenaje en su muerte; segundo por su formación científica y tercero, por haber plasmado en su obra esa formación de manera inequívoca.


En  algunas de sus obras, como en El túnel (1945), el escritor utiliza la escritura como si estuviera  demostrando un teorema matemático,  con las hipótesis y las tesis perfectamente separadas y delimitadas, continuando con el razonamiento preciso para probar lo pretendido; no aparecen los términos matemáticos de rigor, pero la lógica matemática no deja de estar presente continuamente.

Representó Ernesto Sábato una persona especial, en cuanto a su calidez humana y su incansable búsqueda de su ubicación política( durante mucho tiempo comunista, y al final “casi” anarquista), defendiendo incansablemente valores éticos y en cuanto a su perfil literario, manteniéndose al margen de corrientes, escuelas o estilos literarios.  El testimonio de vida de Sábato, acompañando a los débiles y perseguidos  y el haber utilizado la literatura para canalizar sus interrogantes vitales sobre la muerte, la soledad, etc. y  aunque en algunos momentos se pudo dudar, en el enlace a este vídeo puede verse la intervención ante Raúl Alfonsín, en 1984: , lo que despeja todas las dudas:

Escribió en 1955, a la muerte de Einstein escribió un artículo en la revista Atenea titulado Poder e impotencia de Einstein, sobre las tribulaciones de la ciencia ,que puede verse en homepage.com .

Aunque ya en otra entrada de este blog hemos hecho uso de esta frase de Ernesto Sábato la repetimos nuevamente aquí por su simplicidad y profundidad simultáneamente:

Existe una opinión muy generalizada según la cual la matemática es la ciencia más difícil cuando en realidad es la más simple de todas. La causa de esta paradoja reside en el hecho de que, precisamente por su simplicidad, los razonamientos matemáticos equivocados quedan a la vista. En una compleja cuestión de política o arte, hay tantos factores en juego y tantos desconocidos o inaparentes, que es muy difícil distinguir lo verdadero de lo falso. El resultado es que cualquier tonto se cree en condiciones de discutir sobre política y arte - y en verdad lo hace- mientras que mira la matemática desde una respetuosa distancia.

 Para ver más datos sobre su vida y sobre su obra se puede consultar en Wikipedia, luventicus, y literatura.orgErnesto Sábato, descansa en paz. AMJ .

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris