Facebook Twitter Google +1     Admin

Un monumento a la curva: la Capilla "Ribbon Chapel" de Hiroshi Nakamura.

Dentro de un hotel, una pequeña capilla de bodas no tiene nada de extraño. Las hay por muchos lugares: Pero ésta es especial. Véanla por fuera. Les gustará o no: pero les impacta. Eso es el arte. Y ésta es una obra de arte del arquitecto Hiroshi Nakamura, en Onimichi(Japón). Un prodigio geométrico, con la máxima expresión de la curva. Un monumento a la curva: dos pasillos en espiral que se cruzan entre sí, como una cadena de ADN, y que terminan encontrándose por encima de los árboles. ¡Quién no va a querer casarse allí, aunque al parecer es una moda japonesa de ahora: las bodas falsas al estilo occidental! AMJ

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris