Facebook Twitter Google +1     Admin

Ramón y Cajal, el más grande científico español.

    

 Santiago Ramón y Cajal, Premio Nobel de Medicina en 1906 por sus estudios sobre el sistema nervioso, el más grande científico de la Historia de España, médico histólogo, y un excelente dibujante, además de un intelectual que participó en múltiples debates de la difícil España que le tocó vivir.Un hombre de Ciencia y de Arte.  Es cierto que no tocó la rama que nutre a este blog, pero da igual. Un ser digno de admiración, un guía espiritual en el que mirarse estas generaciones que vienen empujando (¡y que a la vez han de marcharse fuera!). Cuando pones su nombre en el buscador Google aparecen unas fotografías excepcionales, que son las que colocamos a continuación:

 

 

 Se trata de su tiempo en Valencia, cuando ganó una Cátedra de Medicina, allá por los años 1885, cuando contaba treinta y tantos años de edad. Es la mesa de un investigador, un científico, con sus microscopios, con la mirada perdida probablemente del cansancio o de la incomprensión del mundo que le rodeaba -¡cómo ahora!-, un ser tierno y desvalido pero a la vez –lo sabemos por su biografía- tenaz en el estudio y en el trabajo, tozudo y perfeccionista: casi sin igual. Un estudioso incansable y, sobre todo, creativo. Esta que ven es la mesa de un premio Nobel. Mal vestido dirán unos –seguro que no se preocupó de nada de eso-, despreocupado, aburrido tal vez,…que más da. Su mente iba por otro sitio. Y lo consiguió: aportó a la Humanidad más que millones de cantamañanas que pululan por este país de pandereta que nos ha tocado vivir y poblar.

         
       
       
        
                 
     

 Traemos también unos dibujos suyos de las neuronas, al ser uno de los que desarrolló la Teoría Neuronal y considerado como uno de los Iconos de la Ciencia de todos los tiempos, y definido por el director de la Escuela de Neurología de Holanda “como el más grande neurólogo que ha existido y probablemente existirá”.

 

 Algunos lo bautizaron como  El pintor de las neuronas. Y no se equivocaron. Su tiempo libre, que era poco, lo dedicaba al dibujo, a la lectura y a una de sus aficiones no científicas: la fotografía.

De Matemáticas escribió poco, pero de los profesores de Matemáticas sí escribió y creemos que acertadamente:

Alguna responsabilidad (de la ignorancia matemática) alcanza a los maestros. Muchos de éstos, arrastrados por la rutina, parecen empeñados en inculcar a los discípulos, que las nociones geométricas y algébricas representan ociosas cavilaciones de ingenios ociosos, sin más interés práctico que algunas vulgares aplicaciones... Caí un poco tarde en la cuenta de que las verdades matemáticas representan... algo así como la quinta esencia de los conceptos derivados de la percepción, y escrupulosamente depurados de contingencias, a fin de que la lógica racional pueda manipularlos ágil y cómodamente.             

Oigan el podcast de Ciencia.es El científico que quería ser pintor.

Sirva el vídeo que les coloco al final, como un avance de lo que todo estudioso que desee dedicarse a la investigación debe conocer: la vida del más grande científico español y uno de la élite mundial -más citado en las revistas científicas del siglo XX que los famosos Darwin y Einstein-. Podríamos escribir mucho sobre él, pero es "carne" de otro blog. Lo que nos impactó fueron las fotografías -y por supuesto su biografía- y sus dibujos, que es lo que le traemos. AMJ

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris